Aves

Lo que debes saber… Acerca de tener un periquito como mascota

A diferencia de un perro o un gato, un periquito requiere poco cuidado, pero constante y disciplinado.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un periquito es un ser vivo y requiere atención y cuidado. Es cierto que el cuidado de un periquito es sencillo en comparación al de otras mascotas, pero nunca se debe olvidar de que es un ser vivo y requiere atención diaria. No se debe olvidar que al adquirir una mascota, estamos recibiendo la responsabilidad de una vida que de ahora en adelante va a depender enteramente de nuestros cuidados.

También debemos preveer que los periquitos se enfeman, por lo que requerirán de cuidados veterinarios especializados. Al comprar un periquito, debemos localizar al veterinario especialista en aves más cercano, de modo que al momento de una emegencia sepamos a dónde debemos acudir.

¿Que tan complicado es el cuidado?

A diferencia de un perro o un gato, un periquito requiere poco cuidado, pero constante y disciplinado.
Diariamente se debe sustituir agua y comida. Esto toma unos 5 minutos diarios. Cada dos o tres días debe cambiarse el periódico de la parte inferior de la jaula. Semanalmente se deben limpiar perchas (palitos), comederos y juguetes. Una vez al mes se requiere la desinfección de la jaula y accesorios.

¿Hacen mucho ruido?

Una pareja de periquitos hace poco ruido, sólo emitirán chillidos ocasionales. Mientras más periquitos, más ruido. Más de 6 periquitos en un apartamento podrían comenzar a traer problemas con los vecinos, tomando en cuenta que hacen más ruido a primera hora de la mañana, momento en que todos duermen. Si quieres tener algún otro tipo de loro o perico, se podría decir que el ruido es popocional al tamaño, mientras más grande más ruido hará.

¿Y si me voy de viaje?

No es recomendable dejar sólos a tus periquitos, trata de dejarlos en casa de algún conocido que tenga aves, o en su defecto alguna mascota. Si es inevitable dejarlos sólos, he aquí algunos consejos.
– Si te vas por 2 ó tres días, puedes dejarle comederos y bebederos tipo silo. Siempre más de uno, en caso de que se tape o se caiga.
– Si el viaje dura más de tres días, dejarlos sólos no es una opción, es mejor buscar con quien dejar tus periquitos, con jaula y alimento. Algún vecino o familiar podría ayudar. Posiblemente lo puedas dejar con el veterinario o él te pueda orientar sobre qué hacer.

 

About the author

Lili María Lapenna

Amante y protectora de los animales.

Add Comment

Click here to post a comment

Amomascota Radio – Señal en Vivo